Un combativo Iberostar Tenerife acaricia la machada en el Martín Carpena

1516_UNI-IBT-19-500x328

Se le resiste la primera victoria a un Iberostar Tenerife, que este domingo acarició la machada en el Martín Carpena y no cayó hasta la prórroga ante el poderoso Unicaja de Málaga (85-75). Con el nuevo técnico Txus Vidorreta en la grada y Marco Justo haciendo las labores de primer entrenador, el conjunto aurinegro dio hoy no obstante un paso al frente como equipo, firmó un dignísimo papel y acumuló argumentos para seguir creyendo en él.

Ni una semana sumamente difícil, ni las bajas por lesión de Saúl Blanco y Blagota Sekulic, minaron el ánimo de los tinerfeños, cuyo esfuerzo merece ya la recompensa del triunfo. Un sólido trabajo atrás y la cada vez mejor adaptación de las nuevas piezas al proyecto estuvieron hoy a punto de obtener ese premio, pero una vez forzado el tiempo extra, la mayor frialdad de los andaluces y su enorme muestrario de recursos decantaron la balanza a su favor.

Hasta ahí el partido creció intenso, con los de Justo sembrando de minas el camino de un Unicaja, que no jugó nunca cómodo. Salió con descaro el Iberostar Tenerife, con un 0-5 de entrada, gracias a los puntos de un Tim Abromaitis cada vez con más peso en el equipo. Sin embargo, no tardó mucho el Unicaja en tirar de repertorio para aprovechar su gran variedad de virtudes y coger las riendas del electrónico (23-11, 11′).

El caso es que fue solo un arreón fugaz de los de Plaza, entre otras cosas porque el Iberostar Tenerife, lejos de dejarse intimidar por uno de los trasatlánticos de la ACB y uno de los únicos tres equipos ahora mismo invictos en Euroliga, jugó sus bazas con cabeza y determinación: movió el balón con criterio en ataque y se fajó bien en tareas defensivas, aprovechando la envergadura del vinculado ‘Petit’ para cerrar bien el rebote defensivo y marcar territorio bajo tablero, incluido un tapón espectacular del senegalés a Fran Vázquez.

Un parcial de 4-14, con un par de canastas de Xavi Rey tras rebote ofensivo y varias acciones de mérito de Ian O’Leary y Will Hanley, apretaron el encuentro (29-29, 17′) y pusieron en evidencia a un Unicaja, que sobrevivía a los mejores minutos insulares amparándose en el talento de Kuzminskas y en los fogonazos desde el perímetro de Jackson o Smith: 37-34, 20′, tras triple de San Miguel.

Intentó poner otra vez tierra de por medio el Unicaja, liderado por Dani Díez, con un 6-0 a la vuelta del descanso (43-34), pero el Canarias siguió confiando en sus opciones y dio la cara hasta el final (47-46, 27′, tras canasta de Beirán). El partido crecía con tirones de los locales para buscar una brecha definitiva (59-52, 35′), tirones que los tinerfeños respondieron con coraje y buen basket. Petit sacó a pasear sus remos por el tablero antes de que Xavi Rey firmara un gran final de cuarto y San Miguel terminara de sembrar la incertidumbre en el Carpena con un triple para el 59-61.

Una vez ahí, con el partido en el alambre, el Canarias estiró hasta el último suspiro sus posibilidades: 66-65, 39′, tras un triplazo de Tim Abromaitis desde la esquina. No aprovechó del todo los libres el Unicaja para cerrar el partido y sí lo hizo Richotti, quien además forzó luego la prórroga en una penetración hasta la cocina (69-69, 40′). Ya en el tiempo extra, el grupo de Joan Plaza se impuso con un parcial de 16-6, tras un par de pérdidas inoportunas de los aurinegros, alguna decisión discutible de los árbitros y la calidad de Smith y Jackson (85-75).

– Pinchar aquí para ver las estadísticas

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados