Un irregular Iberostar Tenerife vuelve a quedarse a las puertas de la victoria

brizuela-500x281

Un intermitente Iberostar Tenerife volvió a quedarse este domingo a las puertas de la victoria (73-75), tras caer ante un irreverente Movistar Estudiantes, liderado por el descaro y el buen hacer de Darío Brizuela (33 de valoración con 25 puntos y 6/6 en triples). Rumió con constancia sus opciones el equipo aurinegro, le costó imponer su ritmo, pero cuando lo hizo (65-54, 31’), no supo cerrar el partido y cayó preso de la ansiedad y las precipitaciones en un último cuarto demasiado espeso (10-23).

Hasta ahí el partido creció a rachas. El equipo tinerfeño anduvo irregular, bien atrás en los minutos iniciales, con buenas ayudas por encima del arco del 6,75 y con Nico Richotti inspirado en tareas ofensivas. Tuvo que llegar el desparpajo de un sobresaliente Brizuela para desatascar el partido para los colegiales, que jugaron muchos minutos con cuatro pequeños en pista. El caso es que los aurinegros no acababan de encontrarse en ataque, condicionados además por las dos faltas precoces del propio Nico y de Abromaitis.

Los triples de Brizuela y la salida a pista de Jaime Fernández dieron alas al equipo visitante, que se fajó bien atrás y entorpeció el ataque canarista (25-30, 15’). El grupo de Alejandro Martínez trataba de desquitarse con un Xavi Rey dominante en las dos zonas (14 de valoración al descanso y 27 al final con 14+10), pero no acababa de encontrarse cómodo del todo (34-36, 20’).

El panorama cambió tras la pausa, coincidiendo con la irrupción de Rodrigo San Miguel y con una notable mejoría de los tinerfeños en tareas defensivas. Por momentos, el Canarias parecía aliarse con su mejor versión, sobre todo cuando empezó a sumar de tres en tres. Tres libres de Nico y dos triples consecutivos de San Miguel fueron el espaldarazo para ver los mejores minutos del Iberostar Tenerife.

El conjunto insular apretaba atrás y jugaba por fin suelto en ataque. Cuatro puntos seguidos de Beirán y un triple de Abromaitis parecían romper el partido a favor de los anfitriones (60-50, 28’). Sin embargo, cuando mejor pintaban las cosas, el equipo aurinegro cayó reo de las precipitaciones y dejó de seleccionar bien sus tiros. En esa dinámica, los nervios pudieron con los locales, que encima sufrieron la versión más irreverente de un inspiradísimo Brizuela.

Con el canterano del Estu bendecido, el grupo de Diego Ocampo fue estrechando el cerco de manera paulatina y devolvió el encuentro al alambre, con un parcial de 1-12 (70-72, 39’). Con el partido chico a chico, el Iberostar se mostró irregular y espeso en ataque. Aún así, tuvo sus opciones el equipo de Martínez, que con el electrónico en 73-75 dispuso de una última posesión. Erró Nico en el triple y anotó Abromaitis tras rebote ofensivo, pero ya fuera de tiempo, para confirmar el 73-75 definitivo.

– Pinchar aquí para ver las estadísticas

Añadir a favoritos el permalink.

Comentarios cerrados