El Iberostar Tenerife va a más y suma un trabajado triunfo ante el Movistar Estudiantes

EST-TEN-1-500x350

El Iberostar Tenerife sigue creciendo. El grupo de Txus Vidorreta se impuso este domingo al Movistar Estudiantes (80-84) en otro trabajado ejercicio colectivo, que supone su duodécimo triunfo de la temporada, tercero consecutivo, séptimo a domicilio y quinto en los últimos seis partidos.

La victoria aurinegra se explica otra vez en una gran actuación coral (hasta cinco jugadores en dobles dígitos de valoración y 19 asistencias) de los aurinegros, que además rumiaron desde la madurez el partido para hacer frente a un mal trago en el segundo cuarto (33-21, 14′), reponerse y jugar luego sus bazas con solidez.

No era fácil sacar crédito ante un rival, que igual que los canaristas venía de un resultado de mucho mérito la última jornada, tras haber ganado en Valencia. Pese a todo, el conjunto insular salió muy serio y aprovechó los balones interiores a Sekulic para ir cargando de faltas a los hombres altos del Estu.

Sólo el acierto desde el 6,75 de los locales y un inspirado Laprovittola decantaban ligeramente la balanza del lado local (23-19, 10′) en el primer cuarto. Fue precisamente la calidad del argentino la que allanó un parcial de 13-0 para los anfitriones y puso en aprietos al Canarias: 33-21, tras triple de Jaime Fernández.

Sin embargo, lejos de venirse abajo, el grupo de Vidorreta reaccionó desde la defensa y desde sus primeros aciertos desde el triple, faceta que se le había negado en los primeros 14 minutos (0/6). Arco puso el punto de inflexión desde el 6,75, lo que unido a un 2+1 de un sobresaliente Tim Abromaitis y a un nuevo triple de Sekulic permitía a los aurinegros voltear el guión.

Eso y la zona planteada por Vidorreta, con O’Leary en la punta, atascó a los locales (33-34, tras canasta del propio Ian), que aun así se fueron a la pausa uno arriba con un triple sobre la bocina de Nacho Martín (41-39, 20′). El partido crecería luego a favor de los intereses canaristas, que tiraron de repertorio para meter en más apuros a los del Ramiro.

Nico y Rodri buscaron a Jones con ahínco para hacer daño en la pintura y nueve puntos seguidos del pívot de Normangee pusieron a los aurinegros por delante (45-48). A partir de ahí, el Iberostar Tenerife tomó el mando y manejó sus opciones con determinación.

Tim Abromaitis, en uno de sus mejores partidos desde que llegó a la ACB, fue a más; los tinerfeños secaron a Laprovittola y compañía; y Javi Beirán aumentó los argumentos insulares para la victoria desde la larga distancia: 51-54, tras dos triples suyos. En esa dinámica, el Iberostar Tenerife amagó incluso con abrir brecha en el marcador (54-62, 56-64) y sólo el orgullo de los estudiantiles forzó un epílogo igualado.

Un triple de Pumprla (66-68) y cuatro puntos consecutivos de Simpson estrecharon el cerco (70-71), pero el Canarias tiró de madurez y oficio. El cuarto acierto desde el 6,75 de Beirán y un triplazo de un White muy activo (72-79) prácticamente encarrilaron la victoria. Hubo tiempo para un último arreón local, pero el acierto de Davin, una buena defensa de Sekulic sobre Laprovittola con 78-83 y la solidez del grupo en general, acabaron por sellar la duodécima victoria aurinegra de la temporada.

– Pinchar aquí para ver las estadísticas