El Sevilla se lleva la Copa Isola

12046665_886043541431241_5719341249348216197_n

El Iberostar Tenerife no pudo este jueves noche con un Sevilla más consistente (70-75) en un partido intermitente de los aurinegros, que sucumbieron ante las típicas imprecisiones de pretemporada. El equipo andaluz fue más regular, supo sobreponerse a un mejor inicio de los canaristas, y acabó llevándose de manera justa la Copa Isola, en la presentación ante su afición de los insulares.

El poder interior de Balvin y Slokar (12 y 16 puntos respectivamente), la calidad de Scott Bamforth (MVP del partido, con 19 créditos) y la mayor regularidad de los visitantes acabó decantando la balanza a su favor. Y eso que el Canarias arrancó entonado (16-6, 6’), con varias acciones de mérito de Richotti y Sekulic y un contraataque culminado en mate por Tim Abromaitis.

El caso es que conforme crecía el partido, el grupo de Alejandro Martínez perdía la complicidad de los minutos iniciales y alternaba aciertos y errores en un tiovivo clásico de pretemporada (33-32, 20’). Por contra, el Sevilla, muy ordenado, comenzaba a marcar territorio con el talento ofensivo de Bamforth (34-41) y el buen hacer en el rebote del bloque.

Los aurinegros, demasiado ansiosos por agradar, no acabaron de enlazar tres o cuatro buenas acciones, por lo que cada vez que amagaron con la remontada (46-49 y 51-54, tras triple de Beirán, 30’) terminaban perdiendo de nuevo terreno ante un rival más sólido y menos espeso en tareas ofensivas. Los fogonazos de Kerry Carter y la determinación en ataque de Nico Richotti no bastaron para frenar a un adversario que además iba sumando méritos con acciones puntuales de Henton, Anderson u Oriola en momentos claves.

El intento de remontada de los aurinegros, lastrados además por las faltas de Abromaitis, se quedó en eso, en un ejercicio voluntarioso, con acciones de coraje de por medio, pero sin la continuidad necesaria para opositar con más argumentos a la victoria, tarea por otra parte que irán puliendo los de Martínez durante lo que les queda de rodaje previo al inicio liguero.