José Carlos Hernández Rizo habló en aurinegro para EL DÍA

rizo-500x425

La figura de José Carlos Hernández Rizo retrotrae a buena parte de los mejores pasajes de la historia del Club Baloncesto Canarias. En el segundo lustro de los años 80 fue entrenador del consensuado mejor equipo en los 77 años del club. Ahora, el tinerfeño ha regresado a “la fiebre” con el objeto de reforzar las áreas de Eventos, Proyecto Social y Cantera.

¿Qué tal sus primeros días?

He estado muy cómodo, pero no solo en estos días. El club siempre se ha significado por respetar mucho a los que hemos pertenecido a él en épocas anteriores.

¿Cómo se fraguó su retorno?

Llevábamos tiempo colaborando con el tema de campus, asistencia técnica de material… Con Aniano -Cabrera- me une amistad desde hace mucho. Ellos han visto que les puedo ser útil debido a lo que va creciendo toda la estructura del club.

¿Qué objetivos se marca?

Está claro que hay unas áreas completamente definidas y con buenos profesionales al frente, como son Federico García, Juan Méndez y Juan Carlos Mederos. Conmigo tendrán una ayuda. Ya hemos empezado a diseñar eventos, visitas… Funcionamos muy bien, sin injerencias, y estamos con ganas de hacer un buen trabajo para que el club tenga un respaldo en la parcela social y de cantera.

¿Cómo ve al club en general?

Estoy encantado de cómo ha cambiado desde mi anterior etapa. Me encuentro maravillado acerca de lo consolidado y lo bien estructurado que está el club. Temas que en otro momento hubieran significado un tsunami, como las marchas de Alejandro Martínez o de Blagota Sekulic, se han solventado de manera rápida y eficaz.

¿Y su cantera?

Hay que tener paciencia porque la ACB es una liga muy globalizada. Es difícil ver equipos españoles con jugadores de su zona territorial. El Canarias será cada vez más ambicioso en dar oportunidades para que el jugador con talento de aquí se quede. El club está en un momento en el que puede invertir en la cantera. En otros ha habido que priorizar otras áreas.

¿Por qué no están saliendo jugadores de élite de Tenerife?

Es cierto que la fama que teníamos de integrar al jugador canario en el primer equipo se ha parado. Una parte de culpa la tendremos los entrenadores. Quizás, nosotros, como club, no hemos tenido los medios suficientes, ni hemos podido captar, ni disponemos de la mejor infraestructura para poder desarrollar el trabajo de cantera. No hacemos nada con lamentarnos. Hay que buscar soluciones. A todos nos gustaría tener más jugadores tinerfeños.

¿Cree que falta pasión por el equipo en la Isla?

La pasión por el equipo está latente, aunque quizás no hemos sumado todas las pasiones que querríamos. Nos falta llenar el Santiago Martín. El CB Canarias está dando pasos para que todo el mundo se pueda sentir del equipo. Utiliza la palabra “Tenerife” por encima de todo. Más no se puede hacer por evitar susceptibilidades y para que a todos los que les guste el básquet vayan. Aquí solo puede haber un equipo profesional y todos deberíamos ser de él.

Usted dirigió a un gran Canarias con Philips, Cabrera, Harper… ¿Se puede comparar con el actual que apunta grandes maneras?

No. Son épocas distintas. Nosotros teníamos dos jugadores extranjeros. Ahora hay más. Aquello fue un pequeño milagro, en el que tuve la suerte de estar por allí gracias a Pepe Cabrera. Esto de ahora es mucho más profesional.

Con Txus Vidorreta al frente los resultados no paran de mejorar.

Su categoría no la voy a descubrir. Es muy profesional, muy meticuloso y no deja nada al azar. Es un estilo de juego en el que no hay mucha sorpresa. Un día le dije que era el “Bobby” Knight del baloncesto europeo porque me parece que como entrenador ha dado lecciones defendiendo. Además, en ataque jugamos muchos pases de memoria. Estamos en un momento dulce y ojalá la de Txus Vidorreta sea una etapa tan larga como fue la de Alejandro Martínez.

El CB Canarias ficha a José Carlos Hernández Rizo

RIZO2

José Carlos Hernández Rizo se ha incorporado al organigrama de trabajo del CB Canarias para reforzar las áreas de Eventos, Proyecto Social y Cantera. La labor de Rizo será la de ayudar y sumar en distintos frentes, siempre en consonancia con el propósito del club canarista de arraigarse aún más en todos los rincones posibles de la Isla y estrechar lazos con los distintos núcleos de base. Su cometido se extenderá también a abrir nuevas vías de colaboración con otras Islas de la provincia.

Rizo trabaja ya junto a Federico García Soto, responsable de Imagen; y Juan Méndez, director de Eventos, en la coordinación de iniciativas como campus, charlas y jornadas de tecnificación; al tiempo que desempeñará también una tarea importante a nivel de cantera, trabajando de la mano con José Carlos Mederos, actual coordinador de los filiales Iberostar Canarias.

 Además, José Carlos Hernández Rizo dirigirá la nueva Escuela de Entrenadores del club, una iniciativa enfocada a la puesta en marcha de distintas actividades para ayudar a la formación y aprendizaje de técnicos de la entidad, así como de aquellos clubes con los que el CB Canarias mantiene un acuerdo de colaboración, en el marco de su proyecto social “¡Tenerife, aquí jugamos todos!”.

Nuevas vías de colaboración en La Palma

Sus primeras acciones llevadas a cabo ya dentro del organigrama canarista incluyeron este fin de semana una charla con entrenadores del CB Roque Idafe de El Paso, en La Palma; así como su colaboración en una jornada de tecnificación con 45 canteranos palmeros de categoría minibasket, celebrada por la Federación Insular de La Palma y el Cabildo palmero, en el Pabellón Municipal de El Paso.

José Carlos Hernández Rizo habla en la TV Canaria de la participación del CB Canarias en Competición Europea

vlcsnap-2016-10-24-21h47m05s023

Nuestro socio José Carlos Hernández Rizo, entrenador del CB Canarias en su época dorada de los años 80, habla para la Televisión Canaria del retorno del conjunto aurinegro a jugar competiciones europeas de la mano del entrenador Txus Vidorreta.

La entrevista fue emitida el 18 de octubre. A continuación les dejamos el vídeo con las imágenes.

El Iberostar Tenerife explota su buen momento con otro triunfo de prestigio

TRIUNFO_BASKONIA_WEB

El Iberostar Tenerife dio este domingo un nuevo golpe sobre la mesa para sacar a relucir su buen momento de forma y firmar un nuevo triunfo de prestigio. El grupo de Txus Vidorreta enhebró su cuarta victoria consecutiva, a costa del potente Laboral Kutxa Baskonia (93-80), actual Top 8 de la Euroliga, con otro gran ejercicio colectivo forjado a base de una explosiva suma de argumentos, que vivió su éxtasis con un segundo cuarto de ensueño (28-8).

El trabajo coral de todos los aurinegros (cinco jugadores en dobles dígitos de valoración), la búsqueda siempre del compañero mejor situado para tirar con criterio (18 asistencias), su superioridad en el rebote, un gran equilibrio entre robos y pérdidas (11 y 8) y el espaldarazo de una afición otra vez enorme, explican en parte la victoria de los tinerfeños ante el conjunto de Velimir Perasovic.

No fue fácil imponer su sello para el Iberostar Tenerife, que pese a su buena puesta en escena (7-2, tras triple de Abromaitis), sufrió pronto la gran batería de recursos de los vitorianos. Los triples de Bertans, James y Corbacho; y el juego generado desde el poste bajo por Bouroussis, permitían a los visitantes coger pequeñas rentas en el electrónico (17-19, 9’); si bien el Canarias aguantó el tipo y no perdió nunca la paciencia.

Es más, los aurinegros mantuvieron el pulso con el buen hacer de sus rotaciones. Las acciones interiores de Jones o Hanley junto a un triple sobre la bocina del primer cuarto de Davin White (23-21, 10’) mandaron el primer aviso serio a navegantes. Un 8-0 al inicio del segundo cuarto (32-21) y la posterior irrupción de un Nico Richotti on fire (35-23) metían en serios problemas a un Baskonia entonces sin argumentos para frenar a un rival, el de Vidorreta, que apretaba atrás y corría cada vez que podía.

Los tinerfeños pusieron entonces velocidad de crucero y se hicieron aún más fuertes desde el colectivo. El pase extra hizo añicos la defensa visitante y el público enloquecía con los suyos. En esa dinámica, rumiando siempre las jugadas para buscar al compañero mejor colocado, los canaristas firmaron un parcial de ensueño, un 16-0, que les permitía irse al descanso con 22 arriba y la afición en una nube.

Tras la pausa, el Laboral Kutxa tiró de orgullo para intentar meterse a toda costa en el encuentro, pero se tropezó entonces con un adversario muy serio. El oficio de Jones en la pintura, con seis puntos consecutivos, y el buen tono general de los aurinegros en los dos lados de la pista, contrarrestaba cualquier amago de reacción vitoriana. Y eso que Darius Adams fue progresivamente enseñando su calidad para anotar desde la larga distancia y en penetraciones.

La remontada visitante no encontró la continuidad necesaria, entre otras cosas, porque su faro, el griego Ioannis Bouroussis se desquició por momentos y fue eliminado, técnica incluida, desde el minuto 27. El Canarias soportó las embestidas del rival y aportó argumentos para seguir opositando con merecimiento a la victoria.

Sin el heleno en pista, Blagota Sekulic hurgó en la herida y pudo con Planinic; Rodrigo San Miguel fue de menos a más y apareció en momentos decisivos; Javier Beirán sumó desde la sombra y en distintas facetas; White volvió a anotar un triplazo cuando más falta hacía y la afición sujetó a los aurinegros en los momentos más delicados.

En esa línea, los de Vidorreta administraron su valiosa renta con inteligencia y Richotti terminó de sellar el triunfo desde el 4,60, ya con un Santiago Martín en estado de euforia. Los tinerfeños sellaron así su cuarta alegría consecutiva y dejaron claras sus intenciones de enfilar la recta final de la temporada con la máxima ilusión posible y los puestos de privilegio en un horizonte cada vez más cercano.

– Pinchar aquí para ver las estadísticas

El Iberostar Tenerife va a más y suma un trabajado triunfo ante el Movistar Estudiantes

EST-TEN-1-500x350

El Iberostar Tenerife sigue creciendo. El grupo de Txus Vidorreta se impuso este domingo al Movistar Estudiantes (80-84) en otro trabajado ejercicio colectivo, que supone su duodécimo triunfo de la temporada, tercero consecutivo, séptimo a domicilio y quinto en los últimos seis partidos.

La victoria aurinegra se explica otra vez en una gran actuación coral (hasta cinco jugadores en dobles dígitos de valoración y 19 asistencias) de los aurinegros, que además rumiaron desde la madurez el partido para hacer frente a un mal trago en el segundo cuarto (33-21, 14′), reponerse y jugar luego sus bazas con solidez.

No era fácil sacar crédito ante un rival, que igual que los canaristas venía de un resultado de mucho mérito la última jornada, tras haber ganado en Valencia. Pese a todo, el conjunto insular salió muy serio y aprovechó los balones interiores a Sekulic para ir cargando de faltas a los hombres altos del Estu.

Sólo el acierto desde el 6,75 de los locales y un inspirado Laprovittola decantaban ligeramente la balanza del lado local (23-19, 10′) en el primer cuarto. Fue precisamente la calidad del argentino la que allanó un parcial de 13-0 para los anfitriones y puso en aprietos al Canarias: 33-21, tras triple de Jaime Fernández.

Sin embargo, lejos de venirse abajo, el grupo de Vidorreta reaccionó desde la defensa y desde sus primeros aciertos desde el triple, faceta que se le había negado en los primeros 14 minutos (0/6). Arco puso el punto de inflexión desde el 6,75, lo que unido a un 2+1 de un sobresaliente Tim Abromaitis y a un nuevo triple de Sekulic permitía a los aurinegros voltear el guión.

Eso y la zona planteada por Vidorreta, con O’Leary en la punta, atascó a los locales (33-34, tras canasta del propio Ian), que aun así se fueron a la pausa uno arriba con un triple sobre la bocina de Nacho Martín (41-39, 20′). El partido crecería luego a favor de los intereses canaristas, que tiraron de repertorio para meter en más apuros a los del Ramiro.

Nico y Rodri buscaron a Jones con ahínco para hacer daño en la pintura y nueve puntos seguidos del pívot de Normangee pusieron a los aurinegros por delante (45-48). A partir de ahí, el Iberostar Tenerife tomó el mando y manejó sus opciones con determinación.

Tim Abromaitis, en uno de sus mejores partidos desde que llegó a la ACB, fue a más; los tinerfeños secaron a Laprovittola y compañía; y Javi Beirán aumentó los argumentos insulares para la victoria desde la larga distancia: 51-54, tras dos triples suyos. En esa dinámica, el Iberostar Tenerife amagó incluso con abrir brecha en el marcador (54-62, 56-64) y sólo el orgullo de los estudiantiles forzó un epílogo igualado.

Un triple de Pumprla (66-68) y cuatro puntos consecutivos de Simpson estrecharon el cerco (70-71), pero el Canarias tiró de madurez y oficio. El cuarto acierto desde el 6,75 de Beirán y un triplazo de un White muy activo (72-79) prácticamente encarrilaron la victoria. Hubo tiempo para un último arreón local, pero el acierto de Davin, una buena defensa de Sekulic sobre Laprovittola con 78-83 y la solidez del grupo en general, acabaron por sellar la duodécima victoria aurinegra de la temporada.

– Pinchar aquí para ver las estadísticas